Sri Lanka 2014

Viaje de dos semanas realizado en Agosto de 2014. 4 personas.

Esta ruta circular de unos 1.200km descubre la sorprendente diversidad de un país relativamente pequeño. Comenzando por el Norte, con los conjuntos monumentales de Anuradhapura y Polonnaruwa, las cuevas de Dambulla, el Buda gigante de Aukana y la roca de Sigiriya, llegamos a Kandy, la ciudad sagrada que guarda un diente de Buda, para asistir al festival Esala Perahera. La subida al templo de Adam's Peak, los campos de té de Nuwara Eliya y el Parque Nacional de Yala, que posee la mayor densidad de leopardos del mundo, nos muestran el camino a la costa Sur, con sus playas de arena blanca, pueblos pesqueros y restos de la época colonial.

 

¿Quién es quién?

 

Ángela                         Jorge                       Tamara                    Vincent

Sri Lanka dancing

1 de Agosto: Volando a Sri Lanka

 
Salimos de Madrid dirección a Colombo en un vuelo de unas 13h, escala de 6h en Jeddah (Arabia Saudí) incluida.
 

2 de Agosto: Ayubowan

 
A las 10.00h llegamos por fin al aeropuerto internacional de Colombo, donde nos estaba esperando nuestro conductor para los próximos 14 días, Keerthi. Lo primero que sorprende del país es el calor, intensificado por la humedad, y lo segundo el caos de tráfico que hay por todos lados.
 
Para el primer día solo tenemos planeado desplazarnos hasta Anuradhapura, en el norte de Sri Lanka, que aunque está a menos de 200km de la capital, el trayecto dura unas 4h. Así que abandonamos el aeropuerto entre carteles del sonriente presidente que nos da la bienvenida con el característico: Ayubowan! y ponemos rumbo a Anuradhapura.
 
 
Una ansiada ducha y un paseo por la ciudad, baile con un payaso incluido, terminan nuestro primer día en Sri Lanka.
 
ALOJAMIENTO EN ANURADHAPURA
Nombre Tipo Precio/noche Pros Contras
French Garden Tourist Rest Hotel
(Hab. doble)
Wifi
Aire acondicionado
Habitación pequeña.
Ducha sin plato ni cortina.

 

3 de Agosto: La primera capital del Reino cingalés

 
Pese a que la ciudad nueva carece de interés, la ciudad antigua es uno de los imprescindibles de Sri Lanka y Patrimonio Mundial por la UNESCO. Esta ciudad construida en el s. IV a.C., fue la principal capital del reino cingalés durante 1000 años, y así lo atestiguan las ruinas de templos, palacios e impresionantes dagobas construidas durante su periodo de esplendor.
 
A pesar de abrir a las 7.00h, por recomendación de nuestro conductor empezamos la visita a las 8.30h. Ahora podemos decir que, pese a dar tiempo de sobra como bien decía Keerthi, hubiese merecido la pena madrugar más y descansar durante las horas de más calor del día, ya que en los templos hay que ir descalzo y a mediodía la piedra del suelo quema tanto que es casi imposible caminar.
 
Empezamos la visita (3250Rs) con la dagoba Ruvanvelisaya, construida en el s. II d.C. Con sus 55m de altura y su color blanco, solo roto por una enorme cinta naranja que la circunda y las numerosas banderas multicolores que representan el budismo, es una buena manera de comenzar y dejar sorprenderse por la devoción de los cingaleses. Desde allí, y con una breve parada en los restos del Palacio de Bronce, llegamos caminando a Sri Maha Bodhi, árbol sagrado que ha crecido a partir de una parte del árbol madre de la India, donde Budha alcanzó la iluminación, y plantado aquí hace 2500 años.
 
 
Continuamos la visita con la dagoba Jetavanarama, cuyo color ocre contrasta con el blanco impoluto de la anterior.
 
 
Seguimos con la dagoba Thuparama, que conserva unas misteriosas columnas de piedra cuya finalidad se desconoce, los Estanques gemelos, donde se bañaban los monjes, los restos del Palacio Real, la estatua de piedra de un Budha sentado, considerada una de las mejores tallas del país, la dagoba Abhayagiri, que con sus 75m es la más alta de Sri Lanka, el monasterio Ratnaprasada y el templo Isurumuniya Vihara, que destaca sobre los demás del complejo por estar construido en una roca.
 
 
Salvo algun contratiempo con unos monos asesinos, el diía discurre tranquilo. Vamos aprendiendo más sobre las tradiciones y ritos budistas y sobre las costumbres de Sri Lanka, como no bailar con una dagoba al fondo o no hacerse fotos dándole la espalda a un Budha.
 
 

4 de Agosto: Alfred?

 
Por recomendación de Keerthi hemos cambiado un poco nuestro itinerario y empezamos la mañana con la visita a Mihintale, que no hicimos el día anterior. Así que nos disponemos a subir las 1840 escaleras hasta la cima de la montaña donde se sitúa esta ciudad del s. III a.C., pero nos encontramos con la grata sorpresa de que se puede subir el coche un buen tramo, así que solo nos quedan unas pocas escaleras por delante.
 
Aquí cuenta la leyenda que se produjo el encuentro entre el rey cingalés y un misionero budista, que acabó con la conversión del primero y supuso la entrada del budismo en Sri Lanka. Así que bien merece la pena invertir 1h en visitar esta antigua ciudad, menos famosa y peor conservada que Anuradhapura, pero muy bonita y con unas vistas geniales.
 
 
El momento del día lo protagoniza ángela, cuando va subiendo por la estrecha y empinada escalera que lleva hasta la cima de una roca y un señor le pregunta: 
 
Señor: Are you afraid?
Jorge: Yes, she is jajaja
Ángela: Qué ha dicho? Alfred? No entiendo la broma.
 
Nuestro camino nos lleva hasta el Budha de Aukana (750Rs), una impresionante estatua de 12m excavada en la roca y en perfecto estado de conservación.
 
 
Continuamos hasta el PN Minneriya (3250Rs) donde realizamos un safari para ver al rey del Parque: el elefante. Alrededor de la entrada hay varios sitios para alquilar una excursión con jeep y conductor, ya que no se puede entrar sin guía en el Minneriya (negociamos hasta 3500Rs los 4, con dos botellas de agua de propina). Unas 3h de safari permiten ver algunos animales como búfalos, monos y una gran variedad de aves, pero sobre todo... elefantes. Aunque durante un buen rato nos tenemos que conformar con algunos ejemplares dispersos (ya pensábamos que nos habían timado) al final damos con un par de manadas que hacen que la excursión haya merecido la pena. Aun así hay que avisar que hay muchísimos coches a última hora de la tarde (que es cuando se ven mas animales).
 
ALOJAMIENTO EN SIGIRIYA
Nombre Tipo Precio/noche Pros Contras
Grand Regent Holiday Resort Hotel
(Hab. doble)
Aire acondicionado Aunque dicen que aceptan pago con tarjeta la realidad es que no.
Anuncian wifi en todo el hotel pero solo hay señal en la recepción y a determinadas horas.
Nos intentaron cobrar de más en la cena.
Muchos insectos en la habitación.

 

5 de Agosto: Dos joyas

 
Un retraso provocado por los dueños del hotel, que se niegan a servirnos el desayuno antes de las 7 y luego no nos dejan pagar con tarjeta, cosa que en su web anuncian como posible y estaban avisados desde la noche anterior de que así lo íbamos a hacer, evita que lleguemos a Sigiriya a las 7.00h (que es cuando abre). Aun asi a las 8.00h estamos allí (3900Rs), y menos mal que decidimos ir pronto porque las colas de gente que hay para subir cuando nosotros bajamos son espectaculares, además del calor que hace en la cima.
 
Sigiriya es una monumental fortaleza (o templo, no se sabe muy bien cual fue su función) en lo alto de una inmensa roca en medio de la selva. Es quizás el sitio mas visitado de Sri Lanka y desde luego que merece la pena. 
 
 
Una de las cosas que nos dejan con la boca abierta son las pinturas dibujadas en la roca a mitad de subida, y a las que se accede por una escalera de caracol que a deja a Vincent literalmente blanco. La puerta del León, de la que solo quedan las garras, da acesso a una empinada escalinata de metal no apta para gente con vértigo. Las vistas desde arriba son impresionantes, así que nos quedamos un buen rato contemplando el horizonte y haciéndonos mil fotos.
 
 
Continuamos nuestra ruta hasta Polonnaruwa (3250Rs), capital de la isla durante los 200 años siguientes a la destrucción de Anuradhapura. Esta ciudad está mucho mejor conservada por lo que resulta mucho mas atractiva que la primera capital del reino. Entre todas las cosas para ver, cabe destacar el conocido como cuadrángulo, donde se encuentra una enorme concentracion de edificios (como el Vatadage), el Gal Vihara, 4 esculturas esculpidas en granito de Budha de pie, sentado y reclinado, Tivanka, con restos de murales budistas, y Lankatilaka, un templo de 18m de altura que conserva una estatua de Budha sin cabeza.
 
ALOJAMIENTO EN POLONNARUWA
Nombre Tipo Precio/noche Pros Contras
Thisara Guest House Hotel
(Hab. doble)
Wifi
Aire acondicionado
Personal atento y amable
-

 

6 de Agosto: Museo natural

 
Desde Polonnaruwa nos dirigimos a Dambulla para visitar el Golden Rock Temple (1500Rs), un conjunto de 5 cuevas llenas de pinturas en sus paredes, que datan del s. I d.C. Obviando el pomposo templo construido al lado de la carretera en el año 2000, subimos unas cuantas escaleras (parece que es costumbre en Sri Lanka construir templos en la cima de las montañas) para llegar al templo original.
 
El espectáculo que nos encontramos simplemente nos deja sin palabras. Especialmente cabe destacar la cueva II, de un tamaño tan grande que aun sorprende más la cantidad de pinturas que hay en las paredes de la roca, donde no queda ni un solo hueco sin dibujo. Realmente merece la pena recorrer las 5 cuevas con calma e incluso sentarse a contemplar tanta belleza.
 
 
A estas alturas del viaje Tamara se entera de que Ayubowan es un saludo en cingalés. Al ver los carteles en el aeropuerto con la cara del presidente dándonos la bienvenida al país, pensó que Ayubowan era su nombre. Keerthi, nuestro conductor, aun se sigue riendo de la anécdota.
 
Reanudamos nuestro camino hacia Kandy haciendo paradas en el templo Nalanda Gedide (gratis), de construccion original hindú, y el templo Aluvihara (250Rs), que sorprende por sus explícitas representaciones de distintas torturas que simbolizan el infierno, pero que no merece mucho la pena.
 
Ya en los alrededores de Matale, a escasos 25km de Kandy, nos detenemos a visitar un jardín de especias, muy típico por esta zona, donde nos hacemos con un par de remedios a base de hierbas, cuya efectividad habrá que comprobar ya en Europa y con el paso de los meses. También visitamos una fábrica de batiks, donde nos enseñan el proceso de tintado de estas telas tan coloridas y características de Sri Lanka.
 
 
La entrada en Kandy, ya de noche, se hace un poco caótica por el numeroso tráfico y las calles cortadas por el festival que se celebra estos días en la ciudad.
ALOJAMIENTO EN KANDY
Nombre Tipo Precio/noche Pros Contras
  Hotel 50€
(Hab. x4)
Wifi
Barato para lo que es Kandy durante el festival.
Lejos de cualquier cosa, se necesita coche.
Habitación un poco fría.

 

7 de Agosto: En dos palabras: Esala Perahera

 
Nos despertamos con un amago de tormenta, pero pronto se queda en nada así que decidimos empezar la visita de Kandy por su jardín botánico (1100Rs). Un paseo de 1h30 por los enormes jardines que nos permiten ver gran variedad de plantas y sobre todo, nos dejan sorprendidos por la gran cantidad de murciélagos que duermen en las copas de los árboles.
 
Kandy es una ciudad grande y su centro conserva algunos edificios de la época colonial holandesa, pero no tiene muchas cosas para visitar. Aprovechando esto dedicamos una parte de la mañana a hacer la colada, cambiar dinero y conseguir un asiento para asistir al Festival esta noche. Vemos que mucha gente ya se agolpa en las calles desde las 10 de la mañana para conseguir un sitio en las aceras por donde pasa el desfile, así que si no se quiere "perder" el día sentado en el suelo otra opción es alquilar una silla en los numerosos balcones y escaparates de las tiendas. Por todos lados se ven tiendas de electrodomésticos, ropa, etc convertidas en teatros improvisados durante los 10 días que dura el festival. Tras regatear por una de estas sillas nos vamos a dar una vuelta por el lago, a orillas del cual se encuentra el Templo del Diente Sagrado, que guarda la reliquia de, como no podía ser de otra manera por su nombre, un diente de Budha. La reliquia sin embargo no se puede ver, ni siquiera la caja en forma de dagoba que la contiene se puede ver, aunque esta, la caja no la reliquia, se saca en procesión durante el festival.
 
Apuramos las últimas horas antes del festival para ver a los que van a participar en el mismo mientras practican sus bailes y acrobacias y los numerosos elefantes que disfrutan de los mimos de sus cuidadores.
 
 
 
A las 17.00h vamos a ocupar nuestros asientos y a las 19.30h comienza uno de los festivales más conocidos y espectaculares de todo Asia: el Esala Perahera. Cerca de 3h de música, bailes, acrobacias, fuego, elefantes atabiados con luces y sobre todo un momento sobrecogedor, cuando todo el mundo se pone en pie y comienza a rezar a la Reliquia del Diente de Budha, portada en lo alto de un elefante enorme.
 
 
La nota negativa de la espectacular noche la pone un elefante que se vuelve loco y crea varias estampidas y momentos de tensión y confusión. Pese a ver pasar a un hombre sobre una camilla a toda velocidad, la gente vuelve sus sitios y el desfile se reanuda sin más.

8 de Agosto: Cumpleaños pasado por agua

 
Hoy es un día diferente a los demás, y es que hoy es el cumple de Ángela. Una tarta, decoración sorpresa de la furgo a cargo de Keerthi y algún que otro regalo animan las primeras horas de la mañana. 
 
 
Como ayer vimos muchísimos elefantes e incluso llegamos a tocarlos, hoy decidimos pasar por alto la visita al orfanato de elefantes de Pinnawela ya que nos han dicho que como mucho los veremos a 50m. Así que nos dirigimos directamente a Adam's Peak, ya que las previsiones meteorológicas no son muy optimistas e igual no podemos realizar la ascensión mañana por la mañana. Decidimos entonces ir allí a comprobar en directo como esta el panorama, por si podemos hacer esta misma tarde la subida.
 
Empezamos a ganar altitud por una carretera estrecha, y pronto nuestras esperanzas se dan de bruces con la realidad: lluvia intensa y niebla. Llegamos a Dalhousie a mediodía y, aunque no las tenemos todas con nosotros, decidimos jugarnosla y quedarnos a ver como esta el tiempo a la mañana siguiente para hacer la ascensión como teníamos previsto.
 
El resto del día lo pasamos encerrados en el hotel jugando a las cartas. A las 20.00h nos vamos a la cama, que mañana toca madrugar.
ALOJAMIENTO EN KANDY
Nombre Tipo Precio/noche Pros Contras
  Hotel
(Hab. doble)
Wifi
Baratísimo, se puede negociar el precio.
Te preparan desayuno para cuando vuelves del trecking.
Personal amable y atento.
-

 

9 de Agosto: Tocando el cielo

 
A las 2.00h nos despertamos y, al quitarnos las legañas, nos damos cuenta de que increiblemente ha dejado de llover. Nos vestimos rápidamente y comenzamos la ascensión a este pico de 2.245m, uno de los más altos de Sri Lanka y muy venerado ya que en la cima se encuentra grabada en la roca la huella de Budha.
 
Hemos decidido subir tan pronto para poder ver el amanecer desde la cima, así que toda la subida la hacemos en total oscuridad con la única ayuda de nuestras linternas. Durante los meses de abril y mayo el camino está muy concurrido (nos han contado que unas 11.000 personas pueden ascender cada día a Adam's Peak) debido a las múltiples peregrinaciones que se realizan en esa época del año. Sin embargo, durante la temporada de monzón, solo unos 20 intrépidos (guiris por supuesto) nos encontramos en plena subida.
 
El camino discurre bastante llevadero al principio, pero 1h después de haber comenzado se empina por unas escaleras irregulares que rompen las piernas. Durante el trayecto a Tamara le muerde una sanguijuela pero puede deshacerse de ella de un manotazo. Al final, en unas 2h30 (más o menos depende de la forma física de cada uno) llegamos a la cima, donde se encuentra el monasterio (cerrado en esta época del año).
 
Aun es de noche y el frío es intenso, más si cabe después de la sudada de la ascensión y estando completamente parados ahora. Comienza a amanecer, y pese a que el sol no hace acto de presencia, podemos contemplar la basta extensión de ciudades, montañas, lagos y bosques que poco a poco se van haciendo visibles antre nuestros ojos. Muy muy bonito.
 
 
La bajada la vamos haciendo mas tranquilos, ya que nos vamos parando a hacer fotos y a contemplar las vistas que en la subida no hemos podido apreciar. Al llegar al hotel Jorge se da cuenta de que otra sanguijuela le ha picado a él también. Ducha y desayuno para recuperar fuerzas y emprendemos rumbo a Nuwara Eliya.
 
La carretera es una de las más bonitas por las que hemos circulado. Todas las laderas de los montes están cubiertas por inmensas plantaciones de té que tiñen la vista de verde. Por la tarde visitamos la fábrica de Pedro Tea Estate, donde nos explican todo el proceso de elaboración del té negro tan típico de Ceilán y conocido en el mundo entero. Por supuesto, brindamos con una taza de buen té por el día tan genial que hemos tenido.
 

10 de Agosto: Al compás del chacachá

 
Nuevamente nos toca madrugar. A las 5.30h arriba que hoy toca excursión por el Fin del Mundo, un impresionante barranco dentro del PN Horton Plains. Pero la suerte que tuvimos ayer con Adam's Peak no está de nuestro lado hoy. Una niebla intensa nos acompaña hasta la entrada del Parque y no se quiere ir. Después de esperar durante dos horas sigue sin aclararse nada el panorama, asi que decidimos, muy a nuestro pesar, ahorrarnos la entrada y darnos la vuelta, ya que sin las vistas del barranco la caminata no merece mucho la pena.
 
Teníamos pensado ir a la estacion de Narita Oya a coger el tren de las 13.30h a Ella, pero como ahora disponemos de más tiempo decidimos coger el de las 9.00h. Nos han dicho que tarda el doble pero bueno... así tenemos el doble de tiempo para disfrutar los paisajes por donde pasa un tren que ya se ha convertido en una atracción turística en si mismo (50Rs). Una partida a la pocha en el suelo de la estación nos hace más amena la espera del tren, que finalmente llega a las 11.20h.
 
Todos los asientos están ocupados, y es que aquí no hay límite de pasajeros, pero tenemos la enorme suerte de poder sentarnos en el borde de la puerta del vagón. Algunos dirán que es peligroso sentarse en la puerta de un tren en marcha que circula por la montaña, pero teniendo en cuenta que no circulamos a mucha velocidad y que las vistas son espectaculares, poco nos importa.
 
 
Unas 3 horas despues llegamos a Ella, donde nos esta esperando Keerthi para llevarnos a Tissamaharama. De camino nos detenemos a visitar el templo de Buduruwala (250Rs), que tiene unas enormes figuras de Budha talladas en la pared de una roca.
 

11 de Agosto: Más vale una tortuga que un leopardo

 
5.30h. Nueva madrugada para hacer el safari de mañana por el PN Yala (2500Rs). Una excursión en jeep (6000Rs los 4) nos permite contemplar en estado libre: bufalos, ciervos, jabalíes, monos y numerosas aves. La pena es que ahora es temporada seca (desde luego Sri Lanka es un país de contrastes, en Adam's Peak diluviando y aquí ni gota) así que los elefantes han emigrado a otras zonas con más agua. Además tampoco podemos ver al rey del Parque: el leopardo, y es que con solo 24 ejemplares ver uno es casi misión imposible.
 
 
Tras un copioso almuerzo y una ducha, ponemos rumbo al sur. Llegamos a Tangalle, pequeña ciudad costera muy conocida por los surferos y pronto nos damos cuenta de por qué. Sus olas de 3-4m provocan mas de algún revolcón contra la orilla mientras nos damos un baño.
 
Al caer la noche vamos a la cercana playa de Rukawana para contemplar el desove de las tortugas. Llegan a la costa, excavan un nido de 80cm de profundidad, ponen entre 20 y 30 huevos, tapan el agujero y vuelven al mar. Impresionante. Después de ver a dos tortugas enormes repitiendo este proceso, nos vamos a la cama emocionados y con una sonrisa enorme en la boca.
 

12 de Agosto: De playa en playa

 
Después de varios días madrugando muchísimo se agradece no tener que levantarse hasta las 9. Pasamos el resto de la mañana en la playa, bañándonos y relajandonos en la arena.
 
A mediodía recogemos las cosas y nos vamos a visitar el cercano templo de Wewurukannala (300Rs) que, además de tener un enorme Budha de 50m, tiene numerosas figuras a tamaño real que representan escenas del infierno y de penitencia.
 
 
Continuamos la marcha hasta Mirissa, una tranquila playa donde ya se aprecia más la presencia de occidentales, aunque el rollo reggae de la gente y los numerosos chiringuitos playeros hacen de este enclave un sitio muy divertido para pasar unos días y relajarse.

13 de Agosto: Paréntesis en el camino

 
Poco hay que destacar de este día donde nos tomamos un merecido descanso después de tantas visitas, excursiones y caminatas. Un día playero en toda regla.

14 de Agosto: El fuerte holandés

 
Recorremos la costa sur de Sri Lanka por una carretera que discurre al lado del mar, parándonos varias veces a ver a los pescadores locales conocidos como stilt fishermen, por la curiosa ubicacion que eligen para pescar: un poste clavado en el fondo del mar. Así, aprovechando su posición elevada, se balancean para coger los peces con unas finas cañas artesanales.
 
 
Continuamos hasta Galle, ciudad Patrimonio de la Humanidad debido a su centro histórico, amurallado por los holandeses en el s. XVII y muy bien conservado hasta nuestros días. Paseamos por las murallas del fuerte y callejeamos entre edificios de la época colonial, que hoy en día en su mayoría son hoteles o edificios gubernamentales.
 
 
Seguimos con nuestro viaje hasta Hikkaduwa, una de las playas más bonitas de Sri Lanka. Esta ciudad también es conocida por esconder en sus aguas un precioso arrecife de coral, por lo que se pueden encontrar por todas partes pequeñas empresas que ofrecen cursos de submarinismo. Por desgracia, en esta época del año no se puede practicar buceo debido al monzón (aunque no vemos que llueva mucho) así que nos tenemos que quedar con las ganas. Por la tarde un amable transeúnte se para a hablar con Jorge y acaba ofreciéndole marihuana.
 
Para cenar decidimos hacer una limpieza de tanto noodle y arroz (comidas oficiales del viaje) y nos acercamos a un restaurante italiano para devorar unas deliciosas pizzas.

15 de Agosto: La capi

 

Por la mañana completamos las 3h de viaje que hay hasta Colombo, capital de Sri Lanka y la ciudad más poblada del país con 2.3 millones de habitantes. De hecho, ya desde las afueras se nota el tráfico intenso de vehículos y personas característico de esta caótica ciudad.

 

Realizamos una vuelta en la furgoneta viendo los distintos barrios de Colombo, deteniéndonos para ver el Memorial a la independencia de Sri Lanka, el Ayuntamiento (conocido como la Casa Blanca por su sorprendente parecido con la residencia del presidente de los Estados Unidos), el templo hindú Kathiresan y el mercado de Pettah.

 

Para finalizar el día nos acercamos a Galle Face Green, un parque situado a la orilla del mar donde cada tarde se acercan numerosas personas a hacer ejercicio, dar un paseo o sentarse en un banco. Pero sin lugar a dudas lo que más llama la atención son las numerosas cometas que surcan el cielo y que dan un toque muy divertido a este parque.

 

16 de Agosto: Hasta pronto!

 

Nos desplazamos hasta el aeropuerto internacional de Negombo para coger nuestro vuelo. Con mucha pena nos despedimos de Keerthi, nuestro conductor y compañero de viaje durante los últimos 15 días, y prometemos escribirnos de vez en cuando. Queda pendiente su visita a España.

 

Ya en la fila para facturar nos informan de que no nos van a dar nuestras tarjetas de embarque si alguno de los 4 va en pantalón corto o camiseta de tirantes, órdenes de la compañía (Saudia para más señas). Ni siquiera se puede razonar con ellos con que ya nos pondremos de largo cuando vayamos a subir al avión, aunque no nos avisasen de esa politíca sobre vestimenta cuando compramos los billetes, no. Nos obligan a cambiarnos ya en la facturación, 3h antes del vuelo.

 

Por lo demás solo destacar las 10h que tuvimos que esperar en el aeropuerto de Riyadh donde, después de tantos días juntos, el grupo se separa. Tamara y Vincent vuelan a París y Ángela y Jorge a Madrid. Y así el viaje toca a su fin.

 

Sri Lanka es un país muy muy bonito y sorprendente. Llama la atención la gran diversidad de un país tan pequeño, donde tan pronto te puedes encontrar tumbado en una playa paradisiaca como en lo alto de una montaña, rodeado de inmensas plantaciones de té con su característico verde intenso hasta donde alcanza la vista. Templos y ciudades antiguas dan el toque histórico y religioso a un país con un interesantísimo pasado, y sus Parques Nacionales aportan una variada naturaleza. Gente amable y curiosas tradiciones completan un país aun por descubrir.

 

DATOS ÚTILES

MONEDA

RUPIA DE SRI LANKA (LKR)

HORA

GMT +5.30h

VISADO

ELECTRÓNICO EN ESTA WEB

VACUNAS

TIFUS

ENCHUFES

TIPO D/M, 230V, 50Hz

CONDUCTOR

KEERTHI

keerthisandun3210004@gmail.com

40€/día (todo incluído)

Amable, atento y simpático. Nos hizo el viaje muy agradable y tuvo buenos detalles con nosotros, siempre con una sonrisa. Nos dió consejos sobre lugares que visitar (incluso algunos que no teníamos previstos en un principio), alojamientos, restaurantes, regateo, etc. El coche fue una furgoneta de 7 plazas muy cómoda, limpia y con aire acondicionado (imprescindible en Sri Lanka).

CONSEJOS

GENERAL

* En la mayoría de sitios no se puede pagar con tarjeta, así que conviene llevar bastante efectivo. Hay bastantes oficinas de cambio por todo el país.

* En general es un país barato. Comida, alojamiento, transporte, etc son muy económicos pero OJO, las entradas para visitar cualquier sitio son muy muy caras.

* Si no os gusta la comida picante es mejor que cuando pidáis, advirtáis al camarero de que no ponga nada nada nada de picante. En Sri Lanka les gusta usar muchas especias.

* Sri Lanka es un país seguro, no hay problema por dar un paseo por la noche. Quizás en algunas zonas de Colombo hay que tener cierta precaución, pero lo normal en cualquier ciudad grande.

* Las distancias entre los sitios no son grandes en kilómetros, pero sí en tiempo. Hay que calcular medias entre 40 y 60km/h.

* La conducción es una auténtica locura. No es aconsejable que un europeo conduzca su propio coche, es mejor contratar un coche con conductor o usar el transporte público.

 

ANURADHAPURA

* Evitar las horas centrales del día, hace mucho calor y hay que andar descalzo por suelos que arden.

* Aunque hay una entrada general para visitar toda la ciudad antigua, el templo Isurumuniya Vihara tiene su propio ticket que suponen 300Rs extra.

 

SIGIRIYA

* Subir a primera hora para evitar la cola de gente que no para de crecer a lo largo del día.

 

POLONARUWA

* Evitar las horas centrales del día, hace mucho calor y hay que andar descalzo por suelos que arden.

 

KANDY

* Aunque se pueden conseguir entradas para el Esala Perahera por internet es mejor esperar a estar allí. Hay numerosos comercios que transforman sus escaparates en improvisados teatros y que, evidentemete, no se anuncian por internet. Sitios no faltan si se va el mismo día por la mañana y se puede negociar el precio. Nosotros sacamos sillas en primera fila por 7000Rs cada uno.

* Unas 3h antes del Festival merece mucho la pena pasearse por los jardines del Templo del Diente de Budha, se pueden ver a los que van a actuar en el mismo ensayando las acrobacias y a los cuidadores bañando y cepillando a los elefantes. Incluso puedes tocarlos.

 

ADAM'S PEAK

* Hay que alojarse en Dalhousie, es el pueblo más cercano y puerta a la ascensión.

* Calcular entre 2 y 3h de ascensión.

* Merece la pena subir a para ver amanecer. Aun no viendo salir el sol, el cambio de colores y cómo van apareciendo los montes, lagos y bosques a tus pies es precioso. Otra ventaja es que al subir de noche no ves lo empinadas que son las escaleras y lo que queda, así que se hace menos sufrido.

 

NUWARA ELIYA

* Para ir desde Adam´s Peak coger la A7, es una carretera preciosa. Transcurre por las montañas entre plantaciones de té y cascadas.

 

TREN A ELLA

* El tren viene desde Kandy pero es mejor cogerlo en la estación de Narita Oya, donde empieza lo más bonito del trayecto.

* Para comprar los tickets es mejor hacerlo el mismo día en la estación. Hay blogs donde recomiendan comprarlos en Kandy para asegurarte un sitio, pero la verdad es que los asientos no son numerados y no hay límite de viajeros, así que no te vas a quedar sin montar. De esta forma pasas de pagar 1000Rs en Kandy con antelación a 50Rs en Narita Oya ese mismo día.

 

YALA NP

* Nos dejó un poco fríos. Aunque pudimos ver una buena cantidad de animales esperábamos más variedad. En esta época del año muchos han emigrado a otras zonas en busca de agua. Probablemente si hubiésemos visto un leopardo nuestra impresión del parque sería mejor. Si es tu primer safari puede merecer la pena, si ya has estado en África puede que te defraude un poco.

* El mejor sitio para establecerse y visitar el parque es Tissamaharama, donde se pueden encontrar numerosos hoteles y contratar los safaris.

 

TANGALLE

* Sin lugar a dudas hay que ir por la noche a ver el desove de las tortugas en la vecina playa de Rukawana. Son 1000Rs y es una pasada. Pese a que se pueden ver tortugas todo el año, en agosto no es la temporada donde más se ven y puede que alguna noche no aparezca ninguna. Nosotros pudimos ver dos pero nos comentaron que el día anterior solo vieron una y dos días antes ninguna.

 

PESCADORES (STILT FISHERMEN)

* Se pueden ver por las playas de camino entre Mirissa y Galle. Al parar te pedirán dinero por hacerles fotos (es lo que tiene el turismo). Se puede regatear. Nosotros pagamos 100Rs.

* Puede que os inviten a subiros a algún poste con ellos, pero luego os pedirán un extra.

 

HIKKADUWA

* Hay que preguntar a los lugareños en qué zonas se puede bañar y en cuales no. En algunos sitios se forman remolinos y es peligroso.

 

COLOMBO

* Salvo que te pille de paso y te sobre tiempo no merece la pena. Hay pocos sitios interesantes y la ciudad es un caos.